Como usar una Olla Exprés y no morir en el intento

 

Como usar una Olla Exprés y no morir en el intento

 

La olla de presión es una artefacto que desde niño le he tenido una especie de respeto, desde el sonido que hace que parece como si fuera algo a explotar, hasta una vez que en verdad explotó y dejó un Pollock de frijoles en el techo. Por eso si he creado esta guía ilustrada para utilizar y saber que hacer para no tener accidentes ya que puede ser muy peligroso si no se usa correctamente.

 

Partes de una olla exprés

  1.  Olla o recipiente
  2. Rejilla vaporizadora
  3. Empaque tapa
  4. Tapa
  5. Mangos
  6. Válvula reguladora de presión
  7. Válvula ventilación de aire

    Casi todas la ollas tienen instructivos es importante leer el de cada una de ellas pero casi todas funcionan de la siguiente manera.
      

1. El Agua

No importa el modelo que uses, la olla no debe rebasar lo ⅔ cuando la llenes con agua o caldo, ya que con la cocción el volumen de los alimentos aumenta y si dejas poco espacio libre puede desparramarse y/o explotar.  

 

 

 

 

 

 

2. El cierre

  1. La mayoría son de cierre manual, pero debes de revisar que la tapa y todos sus componentes estén en buen estado, sobre todo los empaques de sella que son los que más tienden a dañar y hay que cambiarlos seguido dependiendo del uso de tu olla express. Hay que alinear la flecha con el mango y girarlo en el sentido de las manecillas.

3. La cocción

Antes de encender el fuego revisa que las válvulas de seguridad no tenga obstáculos que impidan la liberación del vapor, poco a poco comenzará a girar la válvula y saldrá vapor. Si gira demasiado rápido es que hay mucho calor y debes bajar la flama o retirarla del fuego hasta que se regule. Toma en cuenta el tiempo de lo que estés cocinando ya que no todos los alimentos se cocinan en el mismo tiempo.

 

 

 

 

4. Enfriamiento

Apagar la flama y dejar que disminuya el calor naturalmente aproximadamente 15 minutos. No exponerla a cambios bruscos de temperatura como el chorro de agua fría ya que eso podría dañar la olla y causar una explosión. puedes mover la válvula para liberar el vapor y la presión del interior, pero sin remover la válvula.

 

5. Apertura

Una vez que la válvula muestre que la presión disminuyó podrás retirarla y abrirla. Si no la puedes abrir con facilidad, es un indicador que aun hay demasiada presión en el interior.

 

 

 

 

 

 

 

Voalá

LISTO!! ya tienes tu comida lista.

 

 

 

 

Leave a Comment